Programa JD

General

Descripción del programa

Dominar la doctrina jurídica es solo el comienzo de una educación jurídica adecuada. Los abogados desempeñan innumerables funciones en nuestra sociedad: como defensores, como asesores, como líderes por derecho propio. Ejercen la abogacía, trabajan en empresas y en el gobierno, ponen sus títulos en práctica en ciencia, educación y formulación de políticas, y sirven a sus comunidades de muchas otras formas. El conocimiento de la ley, tanto su contenido como la forma de argumentar sobre ella, sigue siendo fundamental en todos estos roles. Pero no es suficiente, y un abogado también debe comprender las necesidades de las personas a las que sirve y las consecuencias para ellos de los diferentes cargos legales. Y debido a que esas necesidades traspasan los límites disciplinarios, Stanford Law, fiel a la herencia de aprendizaje sin límites de la Universidad de Stanford, ofrece la oportunidad de una educación jurídica verdaderamente interdisciplinaria y multidimensional.

Stanford Law ha adoptado una variedad de enfoques innovadores para preparar a los estudiantes a pensar no solo como abogados, sino también como clientes y académicos. Para comenzar, facilitamos la experiencia de las diversas oportunidades de aprendizaje que solo son posibles en una universidad como Stanford, con su variedad de escuelas y departamentos altamente calificados, todos ubicados muy cerca unos de otros en un campus físico bien conectado. Los estudiantes de derecho de Stanford tienen amplio acceso a cursos fuera de la facultad de derecho que completarán su educación jurídica. De esta manera, los estudiantes se benefician de líderes académicos de pensamiento en todas las disciplinas, sin mencionar la vida intelectual del campus que se encuentra en la miríada de conferencias y eventos que se llevan a cabo cada año y en innumerables otros programas de investigación multidisciplinarios.

Tampoco terminan aquí las oportunidades para ampliar su educación jurídica en Stanford Law. Además, puede explorar la intersección del derecho con una gama creciente de campos al obtener un título conjunto y agregar una maestría o un doctorado a su título de derecho o al tomar cursos de simulación orientados al trabajo en equipo con estudiantes y profesores de otras partes de la universidad.

Última actualización oct. 2020

Beca Keystone

Descubre las opciones que nuestra beca puede darte

Acerca del centro educativo

In a crowded law school landscape, Stanford Law stands apart. At home on the campus of one of the world’s leading research universities, Stanford Law offers unmatched opportunities. Our approach to ed ... Leer más

In a crowded law school landscape, Stanford Law stands apart. At home on the campus of one of the world’s leading research universities, Stanford Law offers unmatched opportunities. Our approach to education is distinctly student-centric, defined by the needs and ambitions of future graduates and customizable to each individual student. Create your own joint degree, invent a new course, explore law’s intersection with the most dynamic disciplines of the day — the possibilities are virtually limitless. And the advantages extend beyond law school, resulting in the practice-ready skills employers demand, better chances at prestigious clerkships, a high bar passage rate and support when you’re ready to launch a career. We are known for our collegial culture, intimate and egalitarian. In this close-knit community, collaboration and the open exchange of ideas are essential to life and learning. Students, faculty, staff, alumni — all support and inspire each other to explore, excel and contribute to the world through law. Classes are small. Seminars in faculty homes, reading groups and team-driven clinics make for an experience that is intense, supportive and challenging. At SLS, we are driven by a passion for new ideas and a commitment to transformative solutions. True to our roots in Silicon Valley and our Stanford heritage, we focus on the future — not the past. Experimentation, exploration, the translation of new knowledge into entrepreneurial solutions: All are in our DNA. So is interdisciplinary learning, pioneered at Stanford. SLS faculty stay close to the pulse of law as it is practiced in the 21st century and guide our academic program to address emerging opportunities in the profession. With alumni and students as partners, they champion law as an instrument of positive change on scales local, regional, national and global. Leer menos